Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

CENTRO DE HIPNOSIS PROFESIONAL

McALLEN, TX.

Blog

EL ORGANISMO OPERA POR ESTIMULO-RESPUESTA

Posted on June 9, 2013 at 6:00 PM Comments comments (865)

EL ORGANISMO OPERA POR ESTÍMULO-RESPUESTA
La mente tiene la capacidad de pensar, imaginar, recordar o crear.
Y también puede combinar los elementos mencionados para crear un recuerdo imaginado que le hace pensar que es cierto, lo cual puede configurar un estado de alucinación o esquizofrenia.
¿Cuándo es vivencia de algo real que sucedió y cuándo es algo imaginado? Tratándose de terapia, poco importa qué es, si la mente del sujeto lo hace así para alcanzar lo que desea. Tenemos un cuerpo material que podemos ver, tocar, oler y pesar, el cual es controlado por pensamientos, algo invisible que nadie ha podido tocar, oler ni pesar, pero que no se atrevería a negar su existencia. Desde que el hombre tiene uso de razón, se ha dado cuenta que los pensamientos actúan sobre el cuerpo.
"Pienso, luego existo", dijo el filósofo Descartes.
El poeta romano Juvenal afirmó a principios del siglo II algo así como "Mente sana en cuerpo sano".
La comunicación entre los pensamientos y el cuerpo se hace por medio del cerebro. La psicología es la ciencia de la acción de los pensamientos. ¿Y de qué dependen los pensamientos? Aquí comienza la especulación.
El filósofo griego Platón, consideró que el alma es el principio que anima los cuerpos de los seres vivos, que les da vida y movimiento.
El sacerdote jesuita Pierre Teilhard de Chardin plantea su teoría de la noosfera (esfera del pensamiento), el médico psiquiatra Carl Gustav Jung se refiere a ello como inconsciente colectivo, otros le llaman registros akásicos.
Muchos fenómenos parecen comprobar que tenemos un Yo superior que controla los pensamientos, y que, como estos, también es invisible.
Es un hecho manifiesto que desde la antigüedad se habla de otra dimensión invisible, bardo o cielo, en la que se localizan los espíritus, los cuales pueden producir fenómenos de apariciones, revelaciones, espantos, sensación de presencias, de “bultos”, etc.
Asumiendo que esto es así, el espíritu genera los pensamientos que controlan las operaciones mentales del cerebro y, a través de éste, también actúa sobre el cuerpo, produciendo enfermedades o sanación. También se puede comunicar con seres queridos del plano material, en lo que se conoce como revelaciones o comunicaciones mediúmnicas.
Todo efecto tiene una causa.
Nuestro organismo produce una respuesta específica para cada estímulo físico o psicológico que recibe. Por ejemplo, si un sujeto escucha por la radio que el número ganador de la lotería es el mismo del billete que tiene en su mano, desborda de alegría y salta como loco. Si ve que uno de los afectados en el accidente es su familiar cercano, lo acongoja la tristeza, llora y hasta puede desmayar. Y la respuesta se da aunque la causa del estímulo haya sucedido hace muchos años, porque el sujeto la puede visualizar y proyectar en su pantalla mental, a lo que el cerebro responde como si tal cosas fuese real, produciendo entonces estados emocionales de alegría o tristeza. Richard Bandler y John Grinder, norteamericanos que se basaron en las experiencias de hipnosis clínica de Milton Erickson, llamaron PNL (Programación Neuro Lingüística) a un modelo de comunicación interpersonal para generar cambios en la conducta mental y emocional, en el que se puede comparar el comportamiento humano con un computador.
El software que programa lo que habremos de obtener, es la lingüística o manera de expresarnos.
Habla y piensa positivamente. Si crees que puedes lograr algo, y lo proyectas en tu pantalla mental, lo lograrás tarde o temprano.
Creemos que esa es la fe de que hablaba Jesús, al decir: "Tu fe te ha sanado, vete y no lo cuentes a nadie".
El hipotálamo, localizado en la base del cerebro, no constituye una estructura fija que se pueda definir anatómicamente, pero, junto con la glándula hipófisis, controla el funcionamiento de la mayor parte de los procesos fisiológicos, tal como la temperatura del cuerpo, el metabolismo del agua, regula el apetito, las funciones respiratorias y vasculares (vasodilatación o vasoconstricción, cardíaca, digestiva, etc.).
También regula el sueño y es el centro donde se somatizan las manifestaciones emocionales.
Para ello segrega hormonas que viajan por el torrente sanguíneo llevando órdenes químicas para efectuar cada función orgánica. Y puesto que las sugestiones son procesadas por el cerebro y el hipotálamo, se puede comprender la sanación de enfermedades físicas y mentales.